ALICE PASQUINI | NOTHING LOST | 3.02.2017-11.03.2017

.

ALICE PASQUINI  |  NOTHING LOST
“En la naturaleza, nada se pierde,
todo se transforma o simplemente se regenera”.
Antoine-Laurent de Lavoisier

Swinton Gallery se complace en presentar la primera exposición en solitario de la artista Alice Pasquini (Roma, 1980) en España, que llevará el título de “Nothing Lost”.

Alice Pasquini es uno de los nombres más reconocidos de la escena artística internacional en la intervención urbana, así como en su trabajo de estudio, presente en museos, galerías y colecciones de todo el mundo. Su exposición en Swinton Gallery es la primera individual que realiza en España, más concretamente en Madrid, ciudad en la que vivió varios años realizando estudios complementarios a su licenciatura en Bellas Artes realizada en Roma.

Alice Pasquini desarrolla actualmente diversos hilos en su investigación artística, que oscila entre trasladar su exploración urbana registrada en cientos de bocetos y sketchbooks a los muros de las ciudades o al papel y objetos encontrados, hasta buscar las posibilidades tridimensionales de su obra, pasando por la creación de instalaciones utilizando materiales encontrados e intervenidos.

De esta forma, la artista romana desarrolla su trabajo en dos vertientes distintas pero íntimamente relacionadas:

Por un lado su faceta de artista que interviene el espacio urbano. De hecho, Alice es considerada una de las pioneras del arte urbano femenino en las calles de Roma, para después desplazarse, en su evolución como artista, por ciudades de todo el mundo como Sidney, Nueva York, Oslo, Moscú, París, Copenhague, Marrakech, Berlín, Saigón, Londres, Barcelona y Madrid.

Viajes que pronto se convirtieron en fuente de inspiración para la creación de su obra. La artista romana guarda en bocetos, a modo de diario personal, las vivencias, paisajes y rostros encontrados por el mundo. Una retahíla de impresiones y sentimientos, que luego trasladará a su trabajo de estudio y a los muros de las ciudades.

“Incluso las paredes que pinto son porciones de realidad que representan un ideal”.

Para Alice, la intervención urbana conlleva un profuso estudio del entorno, de las personas que convivirán con su obra y de la vida que cada pieza desarrollará en el espacio. Esa investigación es una de las características que ha llevado a que su obra trascienda y brille a escala internacional.

“Cuando me marcho de una ciudad, mis piezas continúan evolucionando con el entorno, en muchos casos resistentes a la intemperie y al envejecimiento, se convierten en parte integral de ese lugar y de esa historia”.

Por otro lado, Alice destaca por su trabajo de estudio, una labor que guarda características idénticas al que realiza en la calle: un trazo pictórico, personal y reconocible, así como personajes inmersos en un contexto narrativo cotidiano, diverso y lírico.

Alice representa en su trabajo emociones universales y atemporales. Sus obras traen la imagen de lo femenino desde una perspectiva cotidiana, con un lenguaje matizado y con un tono intimista. Mujeres reales que sienten y disfrutan de la vida, y que siempre se muestran fuertes y decididas. Mujeres valientes.

Obras que plasma tanto en papel como en elementos encontrados por calles y casas abandonadas. El título “Nothing Lost” hace referencia a las intervenciones con las que Alice, recompone el alma de estos objetos antiguos, transformándolos en piezas que resurgen intervenidas con toda la belleza posible, además de con una historia y un valor nuevo como obra de arte.

“Mi necesidad es restaurar el valor y la vida en superficies marcadas por objetos abandonados por el tiempo. En el estudio me encanta trabajar en materiales reciclados, dándoles nueva vida y generando así un nuevo arte”.

Alice, además investiga nuevas formas de experimentar su obra, como la inmersión tridimensional en sus piezas, que se podrá ver en Swinton Gallery. Obras con un efecto de inmersión que busca la emoción total del espectador al fundirse con el entorno creado por la artista, y que ha realizado en colaboración con el fotógrafo Stefano C. Montesi.

.